RECURSOS HUMANOS

Quienes trabajan en GIVI probablemente sean apasionados de la moto, aunque no es un requisito indispensable en el momento de la contratación. Sencillamente en GIVI se respira un ambiente particular, capaz de unir a las personas.


Todo se confronta. Los ingenieros del departamento de R&D, motoristas experimentados, están a menudo en contacto con los empleados de otros departamentos, que comparten la misma pasión, con el objetivo de dar forma a las nuevas ideas creativas, mejorar los productos existentes u obtener importante feedback desde el interior.

Este proceso de inclusión conduce a un sólo resultado: incluso aquellos que inicialmente no estaban interesados en el mundo del motociclismo acaban inexorablemente estàndolo.

Este es un valor del que pocas empresas pueden presumir.

 


 
BUSCAR